='GENERAL' NAME='RATING'/>

martes, 10 de mayo de 2016

LA ODISSEA DEL APOLLO 20 Y OVNI NODRIZA EN LA CARA OCULTA DE LA LUNA

EXPEDICIÓN SECRETA SOVIETICA Y DE EE.UU A LA LUNA EN EL APOLLO 20 

Imagine usted que 15 millones de años atrás, una gran nave espacial de varios kilómetros de longitud navega por nuestro Sistema Solar. Esto no sería ni es algo absurdo si contemplamos que hasta los rígidos estamentos científicos actuales admiten que nuestro universo tiene al menos tiene una edad de cerca a 14000 millones de años.
ufo over the moon


Dichos estamentos científicos actuales están regidos por dogmas que administran lo que es y no es “científicamente correcto” sobre bases teóricas y pruebas de laboratorio, olvidando e incluso menospreciando muchas veces la antigua tradición de observación. El método empírico de observación queda a veces excluido o infravalorado ante el peso de las directrices marcadas en la actualidad, desde las cuales se consolidan las bases educativas y sociales bajo una compleja estructura de adoctrinamiento apriorístico, que condena al ser humano a repetir unos patrones de creencias científicas en las cuales la “ciencia” se ha autoproclamado medida y ley para establecer los límites de lo posible y lo imposible, lo creíble e increíble, según es capaz de digerir lo desconocido. Sólo cuando la locura pasa a ser cordura y solo rompiendo este esquema que pretende encorsetar incluso a la propia observación, se admitirá que lo imposible es la frontera de las mentes limitadas.

 SEGUIR LEYENDO PARA VER EL VÍDEO


Una gran nave nodriza se desplaza por nuestro sistema solar, en su interior viajan humanoides con aspecto que nos recuerdan a los actuales habitantes de la Isla Rapa Nui o los Maorí de Nueva Zelanda entre otros. Por algún evento inesperado, un error mecánico, un problema de energía o un inexplicable suceso, los tripulantes de la nave deciden tomar tierra de emergencia en la superficie de la Luna. Exactamente en la Cara Oculta de la Luna.
space moon

Éste sería el posible comienzo de la historia de una película de ciencia ficción o quizás de una realidad tachada de locura o de "conspiraciones fantasiosas". 
Lo cierto es que los informes de la Universidad de Arizona, así como en su base de datos del satélite LROC (Lunar Reconnaissance Orbiter ) (http://wms.lroc.asu.edu/lroc/view_lroc/LRO-L-LROC-3-CDR-V1.0/M187470359RC ) puesta en órbita el 18 de junio de 2009, aportan junto a las fotografías oficiales de la NASA, tomadas por el Apollo 15 ( http://www.lpi.usra.edu/resources/apollo/frame/?AS15-P-9625 ), lanzado el 26 de julio de 1971, muestran diferentes ángulos de reflexión e incidencia de luces y sombras. Además la superposición de las diferentes imágenes evidencian como resultado que no muestran lo mismo. Curiosamente las fotos más modernas son las que constatan menos coherencia.
Como aporte desde Mundo Holístico hemos realizado diferentes recreaciones en 3D  con datos oficiales de la universidad de Arizona y la NASA un meticulosos levantamiento topográfico de los terrenos comprendidos al estudio. De éste modo podemos comprender la necesidad de una gran masa para generar una sombra y unos claros tan evidentes que ya en la expedición del apolo 15 y con una reesolución menos pudieron captar sus cámaras.
Apolo 20 moon

En fotografía cuando hablamos de incidencia de luz solar tenemos en cuenta dos componentes de la irradiación incidente sobre un punto: la irradiación solar directa y la irradiación solar difusa. La suma de ambas es la irradiación total incidente. Cabe decir, que al contrario de como sucede en la Tierra, la Luna no posé una atmosfera que pueda incidir en el cambio de los rayos solares, tal y como sucedería en una atmosfera por ejemplo muy húmeda.
  • Los sensores instalados en los actuales satélites aportan unos datos topográficos y un desnivel del terreno lunar que no puede explicar las teóricas sombras que según las opiniones de escépticos "oficialistas" y testaferros a tal fin, no se pueden justificar. Los datos de diferentes fotografías de la nasa que muestran la posición solar y la incidencia sobre la superficie en el lugar del posible hallazgo, esto hace difícil o imposible de justificar que sea una sombra sin una altura que eclipse para poder proyectar sombra. 

El programa Apolo terminó oficialmente en 1972 con el Apolo 17, siendo ésta la última misión a la Luna oficialmente conocida. Sin embargo, la NASA había planeado tres misiones más, Apolo 18, Apolo 19 y Apolo 20. Según los teóricos de la conspiración, en las anteriores misiones Apolo se habían descubierto antiguas estructuras artificiales en la Luna y la NASA quería proseguir las exploraciones sin el conocimiento público.

  • Resumiendo, de las misiones oficiales Apolo de la NASA, seis de ellas se posaron en la superficie lunar, de la número 11 a la número 17 inclusive, con la excepción del Apolo XIII. Se supone que, después de la misión número 17, tres cohetes Apolo fueron usados en misiones posteriores, pero fuera del Programa Apolo y sin tener por objetivo la Luna, sino un recorrido más corto: enviar tripulaciones a la estación espacial Skylab.
Sin embargo, en seguida vamos a ver que no todo es tan simple.

Apolo 20 es considerado uno de los más controvertidos encubrimiento OVNI en la historia. En el año 2007, varios videos fueron subidos a YouTube y la persona que los proporcionó, bajo el nombre de usuario de “retiredafb”, afirmaba que eran imágenes grabadas durante la misión espacial del Apolo 20.
Los vídeos fueron aparentemente filmados en película de 16 mm y muestran el interior del módulo de comando del Apolo 20, así como lo que parece ser la intrincada arquitectura de una ciudad lunar abandonada.
Apolo 20

El autor del material visual se identificó como el ex astronauta William Rutledge, un hombre de 86 años (nacido en Bélgica en 1930 pero nacionalizado estadounidense) que actualmente vive en Ruanda y que se identifica como la fuente y el divulgador de una gran cantidad de vídeos y material fotográfico en YouTube, sobre la presunta misión espacial Apolo 20.
Según sus afirmaciones, la misión se llevó a cabo en agosto de 1976 como un proyecto secreto de colaboración conjunta soviético-estadounidense. Su objetivo: explorar una enorme nave espacial extraterrestre localizada en la parte trasera de la Luna. Él fue elegido para ser parte del equipo debido a su condición de ateo, cosa que era una rareza entre los astronautas en la década de 1970.
¿Por qué la NASA eligió a alguien que no creía en Dios para esta misión? ¿Se temía acaso que un creyente podría ver truncada su fe ante lo que le esperaba?
William Rutledge afirma que el Apolo 17 tomó, entre otras, la fotografía de la nave alienígena abandonada, lo cual condujo a que las tres misiones de alunizaje posteriores (Apolo 18, 19 y 20) fueran secretas y se realizaran en cooperación con los soviéticos.
De estas tres misiones, la Apolo 18 habría orbitado la zona a fin de confirmar los datos, la Apolo 19 habría sufrido errores de telemetría que le impidieron alunizar y la Apolo 20 habría logrado lo inimaginable: obtener evidencia palpable de vida extraterrestre. Aquí es donde todo el asunto se pone espeso. Siempre según Rutledge, la misión se llevó a cabo con tres astronautas: una norteamericana (Leona Snyder), un ruso (Alexei Leonov) y él mismo como comandante.
Leona Snyder
Leona Snyder

William Rutledge
William Rutledge

Alexei Leonov
Alexei Leonov


Lanzada el 16 de agosto de 1976, la nave cumplió su propósito y, tras el alunizaje que tuvo lugar cerca del cráter Delporte, muy cerca de donde se encontraba la nave, se pudo llegar a la zona objetivo. Allí encontraron la nave alienígena, un buque nodriza en forma de cigarro de unos 150 metros de largo, abandonada según parecía desde mucho tiempo atrás, unos 1500 millones de años según estimación de Rutledge.
Una vez dentro de la nave, los astronautas encontraron dos cuerpos de extraterrestres. El varón estaba muerto y en un estado de deterioro importante, por lo que se enfocaron en el ser de sexo femenino, que sería conocida posteriormente como la Mona Lisa. Tenía un cuerpo humanoide, seis dedos en cada extremidad y sus características eran similares a las de un ser humano, a pesar de que no tenía fosas nasales.
Rutledge la describió como si estuviera en un estado de aletargamiento, ni muerta ni viva. Ella estaba conectada a lo que parecía un sistema de animación suspendida, con varios tubos que se introducían en su cuerpo y cubierta de una sustancia similar a la cera. Ella fue traída de vuelta a la Tierra y se sospecha que pudo ser reanimada y que se mantiene en algún lugar secreto a día de hoy. El cadáver del varón también fue traído a la Tierra y se le realizó la autopsia.
Los astronautas recuperaron lo que pudieron de la tecnología que allí encontraron e iniciaron su viaje de regreso.
Pero dejemos que sea el propio Rutledge quien nos explique con más detalle lo que ocurrió.
Según las palabras del astronauta, “Ciertos artefactos fueron descubiertos y recuperados, entre ellos dos cuerpos que presuntamente eran los “cosmonautas” – uno se encontraba en excelentes condiciones y era de sexo femenino. El segundo cuerpo estaba demasiado deteriorado y sólo la cabeza fue recuperada”.
“Entramos en el interior de la gigantesca nave espacial, y también entramos en otra nave triangular que se encontraba dentro de la gran nave. La exploración determinó que se trataba de una nave nodriza muy antigua, que navegó el espacio hace por lo menos 1.5 millones de años. Había muchas señales de biología en su interior, encontramos vestigios de antiquísima vegetación en una especie de “motor” en la sección donde estaban. También encontramos rocas especiales triangulares que emitían “lágrimas” de un líquido amarillo que aparentemente tienen algunas propiedades medicinales especiales y por supuesto, restos de otras criaturas extra solares”.
“También encontramos restos de pequeños cuerpos alienígenas (10 cm) que yacían en una enorme red de tubos de vidrio a lo largo de la nave. Dicha red fue llamada “Ciudad” aquí en la Tierra, poco después de nuestro regreso. Pero el gran descubrimiento, -aparte de la monstruosa nave- fue el de los dos cuerpos, uno de ellos prácticamente intacto. La “Ciudad” fue también llamada “Estación Uno”, pero estaba tan deteriorada que parecía ser una red de tubos conteniendo verdadera basura espacial, llena de chatarra y piezas de oro. Sólo una construcción parecía intacta, la cual nombramos la “Catedral”. Tomamos fotos de cuantas piezas de metal encontramos, y de cada parte donde habían muestras de caligrafía. La “Ciudad” parecía ser tan antigua como la nave”.
“No recuerdo quién nombró a la mujer -el cuerpo recuperado-, si Leonov o yo, pero esta es mi descripción: Humanoide, mujer, 1.65 metros, con genitales, cabello, y seis dedos. Función: piloto, encontrada con dispositivos de navegación fijados en los dedos y los ojos. Tuvimos que cortar dos cables conectados a la nariz. Leonov tuvo que cortar los dispositivos conectados a los ojos. Concreciones de sangre o líquidos biológicos fueron derramados a través de la boca, la nariz, los ojos y algunas partes del cuerpo. No tenía ropa, traje espacial o vestimenta alguna”.
“Algunas partes del cuerpo se encontraban en condiciones inusuales de preservación, (como el pelo) y la piel estaba protegida por una delgada capa transparente. Como dijimos al control de la misión, por su condición, no parecía estar ni muerta ni viva. No teníamos entrenamiento médico, por supuesto, pero Leonov y yo realizamos una prueba fijando nuestro equipo biomédico en el cuerpo de la mujer, pero para sorpresa de todos, la telemetría recibida y verificada por uno de los médicos del equipo del control de la misión en la Tierra fue positiva. Aparentemente se encontraba en un profundo estado de hibernación o animación suspendida. Pero esa es otra historia”.
También encontramos un segundo cuerpo, prácticamente destruido, pero trajimos de vuelta la cabeza. La piel era de color azul-gris, azul pastel. La piel tenía algunos detalles extraños por encima de los ojos y la parte delantera, además tenía una correa alrededor de la cabeza, sin ninguna inscripción. El “cockpit” de la nave nodriza estaba lleno de escrituras y estaba formado por largos tubos semi hexagonales. Ella (“Mona Lisa”) está en la Tierra y no está muerta….
Las imágenes de la presunta misión Apollo 20 no son el único material que salió a la luz en los últimos años: también fue expuesto por William Rutledge unas presuntas imágenes del paso elevado de la nave espacial extraterrestre. Y, además, también en YouTube encontramos varias fotografías del extraño objeto que se aloja en la parte trasera de la Luna (cuyos números serían AS20-1020, AS20-1022 y AS20-7250-FWD)
William Rutledge tenía 76 años cuando empezó a divulgar su material en Youtube. Debido a su edad, él mismo dijo que ya no se sentía amenazado por haber violado el secreto que había jurado no desvelar en el momento de la misión. También especificó que no dependía de la NASA ni de ninguna persona relacionada con esta materia para sentirse obligado a mantener oculto al resto del mundo un hecho de tal magnitud.
En una entrevista que el periodista italiano e investigador del fenómeno OVNI  Luca Scantamburlo realizó a William Rutledge, éste afirmó:
“Yo soy la garganta profunda. ¿Qué puede hacer ahora la NASA y el USAF? Bloquearme o demandarme sería un reconocimiento. Ellos pueden hablar de fraude o de ficción. Sólo tengo miedo de que puedan abrir otra página web u otra cuenta con mi nombre, o publicar videos perfectamente falsos con errores voluntarios para desinformar. Afortunadamente, la burocracia y el tiempo trabajan a mi favor. Es una carrera.”
Una carrera cuyo recorrido está lleno de incógnitas, de informaciones a veces contradictorias y también de “dudas razonables”. Sea como sea, una historia apasionante que pone en evidencia, una vez más, que la verdad es muy escurridiza cuando se trata de estos temas.
Ahora solo queda deciros que independientemente de estéis de acuerdo o no con el contenido y exposición de visión, he sido lo más fiel posible a mi modo de ver éste tema, con credibilidad y con cautela, sin dar nada por bueno y desde luego sin darlo por falso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada